Reseña de Los Peruanos en el Exterior y el Voto Migrante

 

29-1-2018

 

El tema de los migrantes ha alentado una diversidad de bibliografía (estudios, investigaciones, artículos, valiosas estadísticas, entre otros) que confirma que esta situación forma parte de los intereses de los Estados en el siglo XXI, en particular de continuar vinculados con la patria de origen. En ese contexto, el libro de Kristel Castillo tiene la virtud de analizar la orientación del votante peruano en el extranjero y asimismo poner en evidencia el problema de su representación.

 

Si bien es cierto que la población peruana que emigra ha venido disminuyendo durante el último quinquenio (2010-2015), ya que de un nivel de casi 300,000 peruanos que se marchaban al exterior, se ha reducido a la mitad en el 2015, lo cual se explica por el mejoramiento de la economía nacional durante los últimos tres quinquenios y se refleja en mejores oportunidades laborales; lo cierto es que existen tres millones de peruanos  que habitan  en el exterior (fundamentalmente en Estados Unidos, España, Argentina, Italia, Chile y Japón), los mismos que proveen al circuito financiero nacional de tres mil millones de dólares que remesan anualmente para sostener familias, educación de hijos, nietos, construcción de viviendas, lo que supone un aporte significativo a la economía peruana. Representan el 10 por ciento de la población peruana nacional que se estima en más de 30 millones de habitantes.

 

Una de las principales causas de las migraciones peruanas, se da por motivos económicos, pues este es un factor que impulsa a las familias a buscar un nuevo futuro. Debido a la falta de oportunidad que tiene la mayoría de peruanos por carecer de una formación que les permita mejores opciones dentro del Perú. Es en momentos de necesidad donde las migraciones se producen.

 

Es interesante apreciar, conforme a la investigación de Kristel Castillo, que el exterior viene demostrando –según las últimas elecciones- una tendencia estable de voto por la derecha y las diferencias estarían a nivel de altos (Japón y USA) y bajos sofisticados (España y Argentina) por aquellos electorados en países de residencia donde las preferencias electorales han variado más frecuentemente. La investigadora concluye que no solo se demostró que el exterior se inclina por la derecha sino que está conformado por diferentes tipos de electores migrantes que muestran preferencias electorales variables por país de residencia. Castillo indica que la derechización en las preferencias electorales en el exterior se entiende como una preferencia más liberal del exterior en temas económicos y políticos que el electorado nacional, fenómeno que no es exclusivo del caso peruano.

 

Asimismo, cabe destacar que si bien es cierto que el Servicio Consular del Perú, ha sido revitalizado y modernizada su capacidad para la atención a los ciudadanos peruanos, así como se cuenta con la Ley de Retorno; sin embargo, el peso del electorado peruano en el exterior que es mayor, por ejemplo, que el que muestran Regiones como Tumbes, Moquegua, Ucayali, entre otros, constatamos también que en la primera vuelta de la última elección del 2016, tan solo concurrieron a votar el 50% de los votantes peruanos acreditados en el exterior.

 

Una de las razones para este ausentismo es la falta de implementación de un sistema ad hoc, a través del voto por correo electrónico y/o del voto por correo, por razones de desplazamiento o distancia. Eminentemente, el peruano en el extranjero no concurre a votar por una falta de identificación con los candidatos que perteneciendo exclusivamente a la Región Lima, ve que sus anhelos, esperanzas, se diluyen en un ámbito capitalino. Por ende, la creación del Quinto Suyo (Distrito Electoral para los peruanos en el exterior) se hace indispensable para dicha población, de tal forma que se identifique con quienes los representaran en el Congreso; y que además, deberán cautelar y preservar sus aspiraciones ya que, obviamente, contribuyen al desarrollo económico de la Nación.

 

Con el Quinto Suyo, se estará completando, parcialmente, una política de Estado para los peruanos en el exterior, lo que es una materia pendiente y un compromiso con nuestros compatriotas. También tendrá que incluirse en esta Política Pública, todo lo referido a las equivalencias académicas, a la seguridad social, a programas de vivienda y salud pública, entre otros, de forma tal que la diáspora peruana cuente con legislación moderna y efectiva que la reinserte plenamente.

 

Existen opiniones que creen que involucrando a los peruanos no tan solo a votar en elecciones -a lo que sí tienen derecho, esto es, a elegir- sino también a ser elegidos como congresistas, se logrará el fortalecimiento de los vínculos entre la diáspora peruana y su patria de origen. Tal tesis es válida y funciona con éxito en Ecuador o en Italia, entre otros, aunque no ha funcionado a plenitud en México, donde se suspendió temporalmente. Es evidente que tan amplia población en el exterior debe constituir parte cabal de la heredad nacional, debidamente identificada con la conducta que debe orientar tal engarzamiento, pero consciente que tal opción electoral no ofrece soluciones mágicas ni espejismos.

 

CENTRUM Católica

Prensa 2018

……………………………………..

Publicamos Prefacio